top of page
Buscar

Maya,Tejedores de la Tierra

Actualizado: 27 sept 2022

Un espacio para tertulias, acogedor y comunitario, ubicado en el barrio San Luis, en la UPZ 89

Por Omaira Cifuentes





Maya, tejedores de la tierra, es un emprendimiento que maneja, entre otros temas, la cultura del cuidado a través de las huertas urbanas, la transformación de una pequeña cantera y la reconstrucción del tejido familiar, convirtiéndose en un ejercicio social y ambiental, iniciando primeramente por la familia y la casa habitación, lugar que era una zona de extracción de arena, que con el esfuerzo de sus habitantes logró tener nuevamente vida a través de la generación de suelos a partir de los desechos orgánicos, trabajando en el proceso de revegetalización de la peña impactada, en la que después de aproximadamente 40 años se ven los colores de los árboles, las flores, algunas variedades de orquídeas y frutos de la zona que crecieron espontáneamente, para indicar al modo naturaleza como va su recuperación, dependiendo del clima y la hora se encontraran con algunos visitantes muy especiales como son las abejas, mariposas, libélulas colibríes y otros pájaros de la zona.


El Huerto familiar es el espacio que rodea la casa, ubicada en el barrio San Luis Altos del cabo, de la Localidad de Chapinero, saliendo por la vía a La Calera. Allí se llevan a cabo diversas actividades, algunas de ellas complementarias a la labor huertera como es el secado de semillas, conservación de semillas nativas, preparación de biocaldos fertilizantes, venta o trueque de productos de la huerta. Otras son de carácter educativo, social y cultural como talleres que van desde gastronomía básica y preparación de pomadas artesanales hasta la herbología en la salud, reuniones familiares o de amigos, tertulias musicales y recorridos agroturísticos diseñados de acuerdo a lo que cada persona desee, en los que puede elegir senderos por las hermosas montañas del sector o conocer otras huertas del territorio y aprender cómo crecen las orellanas.


Pensando en recibir a vecinos, amigos y visitantes en un sitio agradable, se construyó un quiosco que permite acoger diferentes comunidades para compartir, charlar y tal vez aprender sobre diversos temas mientras se disfruta de un tinto casero, un ajiaco preparado en leña, algún alimento con lo que haya de cosecha; tal vez degustar un delicioso guarapo de quinua o una torta de ibias.


Se cuenta con un pequeño espacio de vivero, donde puede recibir asesoría, comprar sus plántulas, semillas o un souvenir. En alianza con la Fundación Fuerza Ambiental, se dispone de una bio tienda donde se tiene la posibilidad de cosechar directamente los productos de la huerta, comprar pomadas, aceites y jabones artesanales, así como productos veganos.


Si lo que desea es aportar a una labor social también hay espacios para que formen parte del equipo de voluntarios en las huertas, se compartan conocimientos y experiencias o disfrute de unas horas leyendo un libro.











20 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

ความคิดเห็น


bottom of page